NECESARIO CONSIDERAR PROTOCOLOS PREVENTIVOS EN CASO DE SISMO, DURANTE CONTINGENCIA POR COVID-19: FERNANDO MANZANILLA

22 Junio, 2020


Con el propósito de garantizar la seguridad de las y los habitantes de Puebla, así como del resto del país, el Diputado Federal por el Distrito 12 de Puebla, Fernando Manzanilla Prieto, presentó un Punto de Acuerdo ante la Cámara de Diputados para exhortar al Gobierno Federal a que se tomen medidas para prevenir, preparar y gestionar emergencias sísmicas, en el contexto del COVID-19.

Indicó que de acuerdo con el Banco Mundial, México ocupa la posición 23 a nivel global con mayor riesgo catastrófico ante fenómenos naturales, con un promedio de 40 sismos diarios y se clasifica como una de las zonas de más alta sismicidad del planeta. La zona en que se encuentran los estados de Puebla y Morelos es considerada como uno de los epicentros sísmicos activos del país.

“En general, en Puebla la zona sísmica de alto riesgo se ubica al sur del estado, particularmente en municipios de Tehuacán, Acatlán e Izúcar de Matamoros. La zona sísmica de riesgo medio comprende básicamente municipios como San Martín Texmelucan, Cholula, Puebla capital, Oriental, Lara Grajales, Ciudad Serdán, Tecamachalco, Acatzingo y Atlixco, mientras que la zona sísmica de bajo riesgo abarca la sierra norte y nororiental del estado, específicamente los municipios de Cuetzalan, Teziutlán y Zacatlán”, precisó.

Manzanilla Prieto recalcó que además de las acciones de prevención y trabajo coordinado entre los tres órdenes de gobierno, una gran parte de la preparación ante el riesgo de un nuevo movimiento telúrico de grandes dimensiones tiene que ver con el trabajo comunitario en las zonas del estado consideradas de alto riesgo.

“Se requiere actualizar los mapas de riesgo para que cada persona tenga claro si vive o no en alguna zona de alto riesgo sísmico. Tampoco está de más actualizar y reforzar los protocolos de actuación considerando el factor Covid. Ante una eventual tragedia natural, lo peor que podría pasar es que no supiéramos qué hacer para proteger del coronavirus a la población desplazada o ubicada en albergues”, indicó.

Mencionó para construir una Puebla resiliente, es decir, capaz de sobreponerse a una situación adversa, e incluso salir fortalecidos de ella, es necesario construir día a día una cultura de prevención fincada en la solidaridad, la cohesión social y el sentido de pertenencia.

“Conviene aprovechar esta coyuntura de emergencia para apreciar el valor de saber que, en caso de ser necesario, contaremos con el apoyo de la familia, pero también de los vecinos y de las autoridades competentes, para salir adelante”, finalizó.