AVANCEMOS EN DEMOCRACIA CON LAS MUJERES

13 Junio, 2019


Columna Análisis, El Sol de Puebla, 13 de junio de 2019

La igualdad de las mujeres debe ser un componente central en cualquier intento para resolver los problemas sociales, económicos y políticos. -Kofi Annan-

En esta ocasión los invito a realizar un análisis sobre los avances en materia de género en Puebla, nuestro querido Estado, y los retos que tenemos frente a la Reforma Constitucional, artículos 2, 4, 35, 41, 52, 53, 56 y 94, en materia de Paridad de Género aprobada en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión el pasado 5 de junio después del respaldo de 21 congresos locales (Puebla entre ellos); y publicado en el Diario Oficial de la Federación al día siguiente; un logro histórico y significativo para alcanzar la igualdad sustantiva entre mujeres y hombre en México.

Vale la pena reconocer dicho avance. Con esto priorizamos la igualdad de género y el empoderamiento de mujeres cumpliendo uno de los objetivos específicos de la Agenda 2030.

En julio de 2017 fue publicado en el Periódico Oficial del Estado de Puebla la reforma de paridad de género, por la que se establecieron diversas adiciones y modificaciones al Código de Instituciones y Procesos Electorales del Estado donde destaca el significado de la paridad vertical y horizontal.

Pero, ¿qué implica cada una de estas dos dimensiones? Se entiende por paridad vertical, la postulación del 50% de candidatos de un mismo género, propietarios y suplentes, a cargos de elección popular legislativos y edilicios. Con el fin de subsanar las limitaciones de esta dimensión, surgió la paridad horizontal, la cual busca asegurar la equidad en el registro de candidaturas de los ayuntamientos que integran el Estado, en donde la mitad de las cabezas de planilla, es decir, candidaturas a alcalde, deberán ser otorgadas a mujeres.

A casi dos años de su aplicación, ¿qué observamos en los resultados del proceso electoral de 2018?

En el caso del Congreso Local, 19 mujeres resultaron electas como diputadas para el periodo 2018-2021, ellas representan el 46.34% del total de 41 diputaciones, convirtiéndose en un avance sustantivo con respecto a las 12 diputadas que participaron en la legislatura previa.

Respecto a los ayuntamientos, 46 mujeres fueron electas para encabezarlos, que, aunque en primera instancia ha sido criticado como un número bajo del total de 217 municipios, resulta ser un incremento numérico importante en comparación de las 10 presidentas municipales del periodo anterior.

Es evidente el crecimiento de perfiles femeninos en el sector público y concretamente en el Poder Legislativo, resaltemos la importancia de la complementariedad entre hombres y mujeres para la toma de decisiones trascendentales y las direcciones de gobierno.

“Avanzar hacia una democracia paritaria significa situar al sistema democrático en el centro de las principales transformaciones”, Luiza Carvalho.

Secretario General de Gobierno.

Información: https://www.elsoldepuebla.com.mx/analisis/avancemos-en-democracia-con-las-mujeres-3758070.html?fbclid=IwAR2zwaRpGZF1lQZayQQuOvhWccNAiy3OBcU4BwdRo9bjDYawBvWKyjL3KAc