LO PEOR DE LA PANDEMIA VIENE, NO BAJEMOS LA GUARDIA

08 Diciembre, 2020


Como era de esperarse, la segunda oleada de contagios por Covid está golpeando severamente al país. Según datos oficiales, noviembre ha sido el segundo mes con el mayor número de nuevos casos y defunciones desde julio y es muy probable que en diciembre superemos la barrera de los 200 mil nuevos infectados y más de 20 mil fallecimientos por Covid ¡en un solo mes!

Ante esta preocupante aceleración, hace unos días la Organización Mundial de la Salud, señaló que nuestro país “se debe tomar en serio la pandemia”. Y es que al día de hoy, 24 estados del país —incluido Puebla— han pasado a semáforo naranja, aunque aplicando medidas más estrictas y muchos de ellos están muy cerca de cambiar a rojo dada la saturación de hospitales.

De acuerdo con la autoridad sanitaria, es previsible que durante las próximas semanas siga aumentando el número de infectados y de decesos, no solo debido a las bajas temperaturas propias de la estación sino, sobre todo, porque diciembre y enero serán meses de celebraciones y convivencia familiar.

El problema es que, a diferencia de la oleada de abril, este segundo ciclo pandémico nos pega justo cuando ya no hay ciudad o región libre de Covid en el país. Esto significa que, si actuamos como si no pasara nada, podríamos tener un crecimiento exponencial de casos al mismo tiempo en gran parte del territorio nacional, lo que terminaría por colapsar el sistema de salud y obligaría a un nuevo cierre de actividades justo al inicio de año.

Por ello, creo que es muy importante impulsar una campaña para sensibilizar a la población, en especial a los jóvenes, que si ignoran las medidas preventivas no solo pondrán en riesgo su vida sino, sobre todo, la de sus familiares cercanos, en especial los más vulnerables ante este virus, es decir, los mayores de edad y los enfermos.

Pensando en ello, presenté un punto de acuerdo en la Cámara de Diputados, primero, para exhortar a la Secretaría de Salud federal a que, despliegue una amplia campaña de información a través de radio, televisión y redes sociales, que alerte a la población en general, especialmente a los jóvenes, acerca de los riesgos de esta segunda oleada de contagios, tanto para ellos como para sus familias y seres queridos.

Y, segundo, para exhortar a las autoridades estatales y municipales de las entidades de la República a que hagan eco de esta campaña informativa o, en su caso, que impulsen la suya propia, haciendo especial énfasis en las medidas sanitarias vigentes, instando a la población a evitar reuniones presenciales en estas fechas y sensibilizándola acerca de los posibles riesgos de salud derivados de los traslados y viajes con motivo de las fiestas decembrinas.

Considero que no debemos esperar más tiempo para tomar medidas preventivas. Para los expertos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la principal lección de la segunda ola de casos de Covid en Europa es que no debemos bajar la guardia. En aquella región, con la llegada del verano y la disminución de casos, se relajaron las medidas preventivas, lo que tuvo un impacto inesperado en el crecimiento acelerado de casos. En cambio, Asia ha enfrentado con éxito esta segunda oleada, primero porque nunca bajaron la guardia y segundo porque “la gente se involucra de lleno, adoptan comportamientos que dificultan la circulación del virus y mantienen la distancia, usan máscaras, se aíslan cuando están enfermos, protegen a los grupos más expuestos”.

En el caso de América, todos los expertos coinciden en que lo peor de la pandemia aún está por venir. Creo que lo ideal es que en esta ocasión evitemos las reuniones familiares y tratemos de celebrar solo con las personas que viven en la misma casa. Hay que evitar viajar y abstenerse de visitar a otras familias. Lo más prudente será celebrar de manera virtual con familiares y amigos y aguantar un poco más. Ya habrá tiempo para festejar y reponer el cariño y los abrazos que no podamos dar este diciembre.

Retomado de: https://www.e-consulta.com/opinion/2020-12-07/lo-peor-de-la-pandemia-viene-no-bajemos-la-guardia