SECUELAS COVID: OTRO ENEMIGO MÁS A VENCER

09 Febrero, 2021


A pesar de que ya pasó poco más de un año desde el inicio de la pandemia y que la ciencia ha logrado desarrollar las primeras vacunas para combatir al virus, la realidad es que aún sabemos muy poco acerca de las secuelas y los efectos a largo plazo de esta enfermedad.

La Organización Mundial de la Salud ha señalado que, de acuerdo con la evidencia, el hecho de superar con éxito el contagio “no supone quedar libre de peligro”. Un número importante de personas que han superado la enfermedad, han presentado fatiga, tos, dificultad para respirar, mal funcionamiento de algunos órganos e incluso efectos neurológicos y psicológicos.

Estos resultados coinciden con otros estudios realizados sobre las secuelas del COVID-19. Por ejemplo, un estudio reciente publicado por la prestigiosa revista especializada The Lancet, encontró que gran parte de los contagiados con Covid llegan a presentar este tipo de secuelas.

Según el estudio, realizado en China, dos tercios de los pacientes que tuvieron que ser asistidos con oxígeno debido al Covid siguieron presentando afectaciones hasta seis meses después de haber sido dados de alta. Los síntomas más comunes fueron dolor muscular, fatiga y trastornos mentales, como ansiedad y depresión. Las pruebas de laboratorio también mostraron que, en el 13 por ciento de los pacientes disminuyó la función renal y que en las personas que estuvieron gravemente enfermas, la función pulmonar continuó deteriorada incluso meses después.

Aunque los científicos señalan que todavía falta mucho por investigar, la realidad, es que las secuelas por Covid pronto van a ser otro de los enemigos a vencer, una vez superada la emergencia.

Hace unos días, el ayuntamiento de Puebla anunció la reactivación de espacios deportivos para que sean utilizados como centros de rehabilitación pulmonar para quienes se han recuperado del Covid. En especial, aquellos que padecieron síntomas leves y que no requirieron hospitalización. Anunció también, que cuenta con el personal capacitado para apoyar a quienes acudan a estos espacios recreativos. La idea, es brindar asesoría y acompañamiento para la rehabilitación y el fortalecimiento del sistema respiratorio, inmune y emocional de quienes han pasado por esta enfermedad.

Considero que esta es una gran iniciativa de parte del ayuntamiento de Puebla, que se suma al esfuerzo de las autoridades estatales de salud que, desde agosto, anunciaron que los hospitales generales Norte y Sur, darían seguimiento al tratamiento de pacientes recuperados de Covid.

No obstante, considero que estas medidas deberían ser adoptadas por el resto de los municipios del estado y de los sistemas de salud de los gobiernos estatales del resto del país. Pensando en ello, presenté un punto de acuerdo en la Cámara de Diputados para exhortar a la Secretaría de Salud del gobierno federal, primero, a promover la instalación a nivel nacional de centros de rehabilitación para los pacientes recuperados de Covid-19 que pudieran presentar secuelas físicas y psicológicas. El objetivo, debe ser disminuir o eliminar posibles afectaciones permanentes en la población.

Y, segundo, a que en el ámbito de sus atribuciones, y con el objetivo de proteger la salud de las y los mexicanos, promueva campañas de información sobre las potenciales secuelas físicas y psicológicas que pueden afectar a los pacientes recuperados de esta terrible enfermedad. Mucha gente que presenta secuelas no sabe qué hacer, ni a dónde acudir.

Asimismo, se exhortará a los gobiernos estatales y municipales de cada una de las entidades federativas a que desarrollen y organicen la instalación y operación de centros de rehabilitación y unidades móviles de salud para atender y dar seguimiento a los pacientes recuperados ubicados en las zonas apartadas y de difícil acceso que pudieran presentar secuelas físicas y psicológicas derivadas del Covid-19.

Como dije, las secuelas post Covid son otro más de los enemigos a vencer en esta pandemia. No olvidemos que, lo más seguro, es que tarde o temprano, al 70 u 80 por ciento de la población le dé Covid. Por eso creo que, desde ahora, todos le tenemos que entrar a este reto: el sector público y el sector privado, las universidades y centros de investigación.

Todos tenemos que prever los posibles efectos de mediano y largo plazo de esta enfermedad. Pero, sobre todo, tenemos que ir perfilando las diferentes estrategias de atención y rehabilitación más adecuadas para minimizar los estragos en la población contagiada. En fin, creo que, desde ahora, nos tenemos que ir preparando para enfrentar de manera eficaz las posibles secuelas de este padecimiento.