NO A LA DISCRIMINACIÓN LABORAL POR COVID

02 Marzo, 2021


Hoy quiero llamar la atención sobre un fenómeno que se ha comenzado a presentar en el mercado laboral y que si no lo detenemos de inmediato va a tener serias repercusiones sobre el empleo. Me refiero a la discriminación laboral por Covid. Hay información de que muchas personas que han padecido esta enfermedad y que se han recuperado están sufriendo un trato discriminatorio a la hora de solicitar empleo.

De acuerdo con datos del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), a diciembre de 2020 había cerca de 500 quejas por actos de discriminación relacionados con el Covid-19, la mayoría en el ámbito laboral. Como se sabe, muchos de los que han padecido Covid llegan a presentar algún tipo de secuela y algunas empresas están pidiendo a los solicitantes su respectiva prueba de anticuerpos para comprobar que no hayan padecido Covid. Obviamente, el temor de muchas empresas es contratar a alguien que presente complicaciones post Covid y que tenga que solicitar incapacidad.

Esta forma de discriminación —como cualquier otra— es inaceptable. Desde 2014, la Cámara de Diputados aprobó una reforma —considerada por muchos histórica—que permitió tipificar como “violencia laboral” toda solicitud de certificados médicos de no embarazo a mujeres. Sin embargo, muchas empresas siguieron poniendo como requisito de contratación la entrega de certificados médicos de salud poniendo como pretexto la necesidad de identificar algún impedimento para realizar la actividad para la cual las personas van a ser contratadas.

Si bien no es ilegal que lo hagan, lo cierto es que en la práctica esta información puede condicionar que el trabajador sea discriminado debido a su condición de salud, lo que podría terminar estigmatizando, en este caso, a quienes han padecido Covid

Pensando en ello, presenté una Iniciativa de Ley cuyo objetivo es erradicar todo tipo de discriminación laboral por motivos de salud. Específicamente, estoy proponiendo reformar la Ley Federal del Trabajo y la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación, primero, para establecer la prohibición a los patrones o sus representantes de exigir la presentación de certificados médicos de no embarazo o de enfermedades crónico degenerativas, de transmisión sexual o epidémicas para el ingreso, permanencia o ascenso en el empleo. Segundo, para que se considere como una forma de discriminación y como un atentado a los derechos humanos, la exigencia de certificados médicos de salud como requisito de solicitud de ingreso a un empleo. Y tercero, para que, a los trabajadores que ya cuentan con un empleo formal, no se les condicione su permanencia en su empleo, ni tampoco la posibilidad de obtener ascensos o promociones, al resultado de exámenes o valoraciones médicas solicitadas por el patrón.

Con esta propuesta se busca eliminar toda restricción laboral preestablecida derivada de prejuicios sociales que se puedan tener ante enfermedades preexistentes, como el Covid. Es muy importante señalar que actualmente no hay ninguna normativa que prohíba a las empresas y empleadores, solicitar certificados médicos a personas que soliciten trabajo. El problema es que el 70 u 80 por ciento de la población terminará teniendo Covid al finalizar esta pandemia y se estima que alrededor del 4% podría presentar secuelas. Estamos hablando de millones de personas que potencialmente serían rechazadas a la hora de solicitar empleo por el simple hecho de que padecieron Covid.

Yo le pido a los amables lectores que, en caso de haber sido víctimas de un trato laboral discriminatorio por Covid, me lo hagan saber a través de mis redes sociales. Si no tomamos cartas en este asunto, se va a generar un problema grave de discriminación y estigmatización laboral que no podemos permitir.

Retomado de: https://fernandomanzanilla.com.mx/wp-admin/post.php?post=4190&action=edit